martes, 19 de agosto de 2014

Llorando por desamor

Y yo sigo aquí, llorando en soledad
Sin unos brazos que me reconforten,
Sin unos besos que mientras rozan mi piel
Susurren cuanto me aman, y tú, ahí en tu castillo de amor
Desde tu torre dorada te ríes de mí desgracia
Cuanto amor desperdiciado.....
 solo por un amor equivocado.