viernes, 18 de diciembre de 2015

DESEOS OCULTOS

Te descubre el amanecer con tan solo la seda cubriendo tu cuerpo, moldeando tu figura, destacando cada curva, volviendo más sensual el despertar a tu lado.
Cada pliegue deja entrever tus fuertes músculos relajados, me ruborizo al pensarlos en tensión.
No han pasado tantas horas. No me importa repetir una y otra vez la lujuria de la noche.
El desenfreno de la juventud dorada. Embobada me encuentro cuando suena el reloj, ahora solo existe el futuro, aprender como dejar el pasado, que todo vuelva a girar en. torno a ti.
Tu mirada brilla al mirarme, desvío la mía para que no descubras mis deseos ocultos, aúnque el bello de mi cuerpo erizado habla por mi. Mientras tu mano sin apenas rozar se pasea por mi torso, mi mente se eleva como el humo, quien sabe donde, entrecerrando los ojos me lleno de sensaciones y me deshago cuan helado al sol, entre tus brazos.