jueves, 19 de noviembre de 2015

SOY FELIZ

Me despide un beso, tus palabras aún bailan en mi cabeza, esas hermosas palabras, incontables "te quiero" llevo oído ya de tus labios tantas veces.... y aún así me reconfortan. Eres tan dulce que no me asaltan dudas de si te quiero. Mientras dibujas un corazón en mi espalda cierro los ojos y me acerco aún más al limbo donde estoy cada vez que siento tu presencia. Hace tiempo que nuestras vidas yacen juntas y con cada amanecer cuando la luna nos alumbra con los últimos haces de luz nos amamos sin límites dejando que el paso del sol nos de la señal de un nuevo día. Desde las entrañas más profundas de mi ser nace un sentimiento nuevo, indescriptible, incomparable, convirtiéndose en un espasmo convulso en el que mi cuerpo azota toda mi alma. Grito y vuelvo a gritar y me quedo temblorosa de pies a cabeza "soy feliz". Me estremezco cada vez que tus ojos me miran. Cada vez que veo tu rostro alegre y chispeante. Y espero pacientemente, como si fuera una lista de espera, que nuestro final tarde tanto en llegar como tu y yo en sumirnos en un sueño eterno donde solo desaparecen nuestros cuerpos mientras nuestras almas quedan fundidas para siempre.